Home

Maravillosas experiencias de nuestra kenshi Tanya en Japón

La sensei Tanya Gómez nos envía este interesantísimo reporte. ¡Muchas gracias!

Desde Tsukuba (de visita) y en camino de regreso a Kanoya
Queridos kenshis de Kendo Ecuador, me reporto terminando una etapa de mi posgrado en Desarrollo Internacional a través del Deporte.
Ya son 9 meses desde que empecé a estudiar y hoy he completado el primer año académico: semestre de primavera, intensivo de verano, semestre de otoño e intensivo de invierno. Las clases en las aulas se terminaron, de ahora en adelante sólo trabajaré en proyectos, mi tesis y pasantías. Han sido muchas experiencias, un poco difícil de procesar en corto tiempo. He tenido que viajar todos los meses a conferencias para hacer presentaciones y también por el kendo. Aparte del keiko de la universidad, he conocido a muchos sensei que sólo por ver el nafuda me han tratado muy fuerte.

Además, me invitaron junto con un sempai de mi master a ayudar a dirigir en un dojo lejano pero con niños muy alegres (recordé el ir a shishinkai). Nos dimos tiempo para ir, disfrutar y despejar la mente de la rutina.

Kendo en Tokyo
Esta vez vine a Tokyo a tomar unos créditos y a trabajar en un simposio internacional. Durante el año he pasado por Tokyo muy corto tiempo así que esta vez decidí armar el plan con los senseis de JICA que han visitado Ecuador. También contacté a la Sensei Emi Onodera 7 dan que estuvo en el Seminario Internacional Femenino en Brasil este año entrenando con mis compañeras. Me invitó a Yanaka Dojo en donde dirige Fukumoto Sensei 8 dan (también dirigió el seminario de Brasil). Como era de esperarse, el entrenamiento muy fuerte y de resistencia.

Aparte, visité a Itou sensei en el hospital, tuvo una cirugía. Estuve en varios dojos tradicionales, incluyendo Noma Dojo, que Sensei me había llevado y sentía el vacío de su presencia. Cuando le fui a ver tuve muchas cosas en mi mente, preguntándome sobre lo que estoy haciendo ahora, y si a través de mis estudios talvez busco explicaciones a mis propias experiencias y entender como el kendo y los intercambios internacionales pueden cambiar los estilos de vida.

Otro día entrené en Minato-ku Sports Center con los senseis de JICA: Ichiba Sensei y Nakamura Sensei, me presentaron a otros senseis 8 dan y además tuvimos tiempo de hacer keiko entre nosotros. Me dio mucha felicidad ver que están todos siguen entrenando con mucha energía! Después tuvimos una fiesta en donde nos acompañó Noriko Sensei y conversamos de kendo hasta que se fueron los últimos trenes.

Al día siguiente pude entrenar en el Nippon Budokan, tenía planificado desde el año anterior, hasta que al fin pudimos cuadrar los horarios e Ichiba Sensei me llevó. Entrené con uno de los sensei que más admiro, Kawakami Sensei. Después también tuvimos la fiesta de fin de año del Dojo en donde varias personas felicitaron el logro de Ichiba sensei con su 7 dan. En la palabras de cierre dijeron que entrenar en dojo del Nippon Budokan que es el mejor de Japón, significa entrenar en el mejor dojo del mundo.

Los senseis de JICA visitaron Ecuador en el 2010, y después de estos 7 años, a pesar de las distancias, sentí que sigue habiendo el mismo cariño y se fortalecen más las relaciones, esta vez conversamos con más confianza con los senseis. Pasar con ellos fue como estar de fiesta en familia.

Gakuren Taikai
Tuve mi primer torneo vs kenshis japonesas, más de mil competidores, me encontré con Soga sensei que también competía. Participé en el Torneo Alumni, único requisito: ser graduado de universidad, por lo que junto a mi nombre estaba el nombre de la Universidad Católica, fue inevitable relacionar con Butokukai. Mi equipo estaba formado por kenshis francesas, coreanas y yo, todas viviendo en Japón estudiando o trabajando en universidades. La mayoría equipo nacional, por lo que entrenar en conjunto fue una gran experiencia. Tuvimos reunión social con los kenshis representantes del exterior y el canal de Let’s Kendo nos entrevistó. Fui chuken y sentí que estuve cerca de hacer ippon. ¡El otro año volveré más fuerte!

No parar de esforzarse
Estas últimas semanas la universidad ha sido como le llamamos “modo zombie”. Mi oficina de estudio, compartida con mis compañeros de posgrado se usa 24 horas. El promedio de dormir ha sido entre 3 o 4 horas por día, varias veces sin desayuno y más o menos almuerzo. Podría decir que algo falla en la organización, pero la mayoría de nuestro tiempo no está bajo nuestro control, tenemos que estar disponibles para trabajar extra con nuestros supervisores, o a veces depende del tiempo de entrega de los proyectos, el éxito del trabajo o no. Creo que estoy entendiendo varios aspectos de la sociedad laboral japonesa. Al inició no entendía porque nos hicieron firmar unos documentos donde indicaban “no traer su futon o sleeping a la oficina de estudiantes”. Ahora entiendo, hay compañeros que a veces se amanecen o toman una siesta y siguen trabajando.

Ahora que terminó una etapa y empieza otra siento que mi vida está en modo “non-stop”. Pero estoy contenta porque estoy construyendo mi camino y me rodean profesores, compañeros, amigos, familia que me apoya y nos apoyamos constantemente para sobresalir los momentos duros. Aprecio mucho que la gente a mi alrededor tenga varias experiencias internacionales porque la forma de relacionarnos es especial y siempre las diferentes perspectivas nos ayudan a crecer mutuamente.
He aprendido el valor del trabajo en equipo, el apoyo, el esfuerzo y la pasión por hacer las cosas. Ahora entiendo de donde salen esas compañías japonesas reconocidas a nivel mundial. Todos tenemos sueños grandes y estamos haciendo lo que amamos así que no hay vuelta atrás y me seguiré esforzando!

¡Feliz 2018 para Kendo Ecuador!”

Trackback: Trackback-URL | Comments Feed: RSS 2.0

Usted puede dejar un comentario.

Deje su comentario